El invierno es una época del año en la que, por lo general, somos más propensos a contraer determinadas enfermedades como resfriados, gripe o virus que se contagian por el aire. ¿Pero cómo podemos hacer frente a estas dolencias? ¡Una vez más una dieta sana y equilibrada es la clave para estar más sanos física y mentalmente!

A través de una alimentación equilibrada conseguimos aportar a nuestro organismo los nutrientes, propiedades y vitaminas necesarias para hacer frente al resfriado común, a la gripe o a virus tan comunes y frecuentes como la gastrontiritis,  al aportar a nuestro organismo las defensas necesarias para estar sanos y fuertes.

¿Y qué alimentos nos ayudan a luchar contra los estragos del invierno? En primer lugar es importante consumir alimentos antioxidantes que permitan eliminar las toxinas que producen la infección propia del resfriado común o gripe estacional,  además de impedir la aparición de nuevas infecciones en nuestro organismo.

Por otro lado, los alimentos ricos en Vitamina C como la naranja, la mandarina, el limón, el pomelo, el pimiento, la coliflor o el brócoli ayudan a prevenir los síntomas propios de la gripe y a mitigar sus efectos una vez contraída la enfermedad.

Hay otros alimentos que tienen una finalidad inmunoestimulante que impiden que la gripe o el refriado común afecten a nuestro organismo al dotarlo de defensas. ¿Qué alimentos son esos? Fundamentalmente podemos citar al ajo y la cebolla como alimentos que cumplen esta función de escudo frente a infecciones y virus diversos. Desde Vitalista te sugerimos que para prevenir la gripe o mitigar sus efectos te prepares una deliciosa sopa de ajo para cenar ¡Esto aportará las defensas necesarias para acabar con la gripe de una vez por todas!

Además de todos estos alimentos, es recomendable consumir a diario 2 litros de agua ya que esto va permitir que nuestro organismo esté hidratado, previniendo la deshidratación que puede acarrear infecciones o situaciones de malestar general.

Finalmente otro alimento que nos ayuda a evitar la gripe o el resfriado es la leche y los productos lácteos en general, de modo que un vaso de leche caliente a primera hora del día aportará defensas, calcio y nutrientes a nuestro organismo.

Olvídate de fármacos y opta por la solución más sana y sencilla para acabar con la gripe: una alimentación sana y equilibrada que  dota a nuestro organismo de las defensas necesarios para prevenir o mitigar los efectos de estas dolencias tan típicas y frecuentes durante el invierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here