Unidos por océanos más limpios

El plástico es un monstruo que cada día ataca sin piedad a nuestros océanos, contaminando las aguas e interfiriendo con el ciclo de vida de miles de especies marinas que hacen vida bajo estas aguas. ¿Por qué si el mar nos regala una cantidad de alimentos y produce miles de beneficios para la salud del ser humano, le devolvemos amenazas que ponen en peligro las especies que allí habitan?

España es el cuarto país de la Unión Europea (UE) con más demanda de plástico. Miles de desperdicios plásticos son arrojados al mar y terminan conviviendo junto con las especias marinas, formando parte de su cadena alimenticia y convirtiéndose en microplásticos que regresan a las orillas de las playas, mientras que solo el 25% se recupera para ser reciclado.

Imagina los océanos llenos de envases plásticos flotando entre las tortugas marinas, los caballitos de mar, los peces y otras especias. Ahora, piensa en la bocanada de un cetáceo que recoge miles de litros de agua y, entre ellos, residuos de plástico que terminan en su sistema digestivo.

¿Cómo podemos mantenerlos limpios?

El principal problema que existe es que las grandes empresas que ofrecen productos utilizan plástico de un solo uso, lo que impide la reutilización del material y, así, evitar la sobre producción del mismo. Es prácticamente obligatorio que los gobiernos, tanto de España como del mundo, tomen acciones que reduzcan la fabricación del plástico de un solo uso.

Los packaging sostenibles son totalmente necesarios y es una de las principales soluciones que pueden aplicar las empresas para ser amigables con el medio ambiente. Además, existe alta demanda de ellos por parte de los consumidores comprometidos con las acciones que ayuden a preservar la naturaleza ya que están elaborados con materiales reciclables. Otra solución es apostar por los empaques compostables, fabricados con materiales que se degradan biológicamente y actúan a favor de la naturaleza, no en su contra.

Cada uno de nosotros ttambién puede aportar su granito de arena. ¿Cómo hacerlo? puedes adoptar medidas de consumo, como cambiar bolsas de plástico por las reutilizables; usar envases retornables; comprar los alimentos a granel para evitar consumir los empaquetados en envoltorios plásticos, además, garantiza mayor frescura y calidad; reutiliza los productos plásticos en la medida de vuestras posibilidades y al desecharlos hazlo en los contenedores de reciclaje adecuados.

Y por supuesto, puedes formar parte de organizaciones y movimientos que realicen acciones en contra de la sobreproducción y el uso en exceso del plástico en pro del bienestar del medio ambiente, porque no solo es importante proteger los océanos, sino todos los recursos naturales. ¡No plastic!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here